Navegando por
Etiqueta: Gold Coast

Student visa VS Work and Holiday – Coste real

Student visa VS Work and Holiday – Coste real

Si te estás planteando la opción de venir a Australia, antes o después te surgirá el dilema de qué visado solicitar. El tema se puede poner engorroso por todo el papeleo que supone, además de requisitos y sobre todo, su coste. Por eso he decidido hoy escribir este post para comparar cuánto te va a costar realmente tu visado.

En este caso vamos a comparar las dos opciones más comunes, el visado de estudiante y la Work and Holiday. Suelen ser las opciones preferidas porque ambas te permiten trabajar legalmente en Australia. Lo voy a explicar de un modo práctico con algunos ejemplos para que sea más comprensible.

¿Qué tengo que pagar?

Hay varias cosas a tener en cuenta como costes. Algunas de ellas a simple vista ni siquiera son un desembolso real, pero tienen implicaciones directas sobre tu bolsillo (tema impuestos). Vamos a verlo todo detalladamente a continuación para cada visado. Para simplificar y poder compararlos, consideraremos en ambos casos que la estancia va a ser de 12 meses. Para las cantidades en dólar australiano (AUD) pondré una conversión al euro aproximada, pero hay que tener en cuenta que el tipo de cambio puede variar.

Student Visa

  1. Tasa del visado. Lo primero de todo, y al igual que en la Work and Holiday, vamos a tener que pagar por el visado una tasa. Su coste aproximado es de 550 AUD ~ 400€.
  2. Seguro escolar obligatorio. Los estudiantes extranjeros en Australia tienen que contratar el “Overseas Student Health Cover”, OSHC, o Seguro de Salud para Estudiantes Extranjeros. Su coste aproximado es de 510 AUD ~ 370 €.
  3. Coste del curso elegido. Este gasto es el más variable, ya que depende de qué queramos estudiar, en qué escuela, cuántos días por semana haya que asistir, etc. Un ejemplo aproximado de un curso de inglés para obtener un visado de un año podría ser 6500 AUD ~ 4.697 €.

En total sumando los 3 puntos tenemos 5.467 €.

Work and Holiday Visa

  1. Tasa del visado. En este caso el coste es de 450 AUD ~ 325 € aproximadamente.
  2. Seguro opcional de salud. En este caso no es obligatorio contratar un seguro, pero sí muy recomendable, puesto que cualquier imprevisto, enfermedad o accidente te puede salir muchísimo más caro. El precio de uno de los seguros más conocidos y baratos como el de Chapka cuesta 432€.
  3. Obtención del título de inglés. Si no tienes la suerte de haber realizado estudios en primaria, secundaria o superiores en inglés, o ya tienes un título de los que se aceptan para este visado (ver detalles), tendrás que pagar por el examen. El coste aproximado es de 200 €.
  4. Traducción de título universitario. A no ser que tu universidad ya te lo de en inglés, o tengas el título europeo, es recomendable traducirlo. Estimamos un coste de 50 €.
  5. Envío postal de los documentos. Para este visado no es posible enviar los documentos online. Es necesario enviarlos por correo ordinario a Berlín. Y si no quieres quedarte sin el visado (sólo dan 600 en un año), más vale que lo envíes por correo urgente. Te saldrá por unos 40 €.
  6. Impuestos. Aquí viene lo interesante, ya que casi nadie lo tiene en cuenta al comparar. Resulta que con la nueva ley, el tan conocido “backpacker tax”, los que vienen a Australia con la Work and Holiday tienen que pagar un 15% de impuestos desde el primer dólar ganado hasta llegar a 37.000 AUD. Desde ahí se equipara a los residentes y estudiantes internacionales con un 32,5%. Además, también nos retienen un 65% de la Superannuation. Para quien no lo sepa, la Superannuation es un fondo que los empleadores pagan aparte del salario para cuando llegue el momento de la jubilación. Es como un plan de pensiones que tienen que aportar obligatoriamente cada vez que te pagan tu salario. En concreto, tienen que aportar un 9,5% del salario como mínimo. Antes nos podíamos llevar todo al salir de Australia, pero ahora solamente un 35%. Los estudiantes al ser tratados como residentes, tienen otras reglas más ventajosas. Os dejo las tablas con los porcentajes exactos.

En este caso, antes de tener en cuenta los impuestos, nos saldría todo por 1.047 €.

tax work and holiday
Impuestos para Work and Holiday

 

taxes residents Australia
Impuestos para estudiantes

Como se puede ver, la diferencia está en los primeros tramos, hasta los 37.000 AUD. Los estudiantes no tienen que pagar nada hasta 18.200 AUD de ingresos, y después pagan un 19% desde ahí hasta 37.000 AUD. Por el otro lado, los de Work and Holiday pagan un 15% desde el primer dólar hasta 37.000 AUD, por lo que salen perdiendo al no tener el tramo libre de impuestos.

Para verlo de modo mas práctico, voy a poner un par de ejemplos como dije. Vamos a asumir que los gastos que estimamos arriba son correctos. En ese caso, el coste total del visado para los estudiantes será de  5.467 € aproximadamente, sumando todos los puntos. Para los de Work and Holiday será de 1.047 € más la diferencia en impuestos que vamos a calcular en los ejemplos.

Ejemplo nº1:

Juan viene a Australia con la Work and Holiday. Durante su estancia de un año, Juan ha ganado 28.000 AUD. De esta cantidad se le retiene el 15%, lo que supone 4.200 AUD. Además, Juan tenía en su fondo de Superannuation 2.660 AUD (28.000 x 9,5%). De esa cantidad, al salir de Australia el gobierno le retiene un 65%, es decir, 1.729 AUD. En total, Juan habrá pagado 5.929 AUD de impuestos. Al cambio serían unos 4.280€. Sumado al coste de todos los puntos de arriba, tenemos un total de 4280 € + 1047 € = 5.327 €.

Ahora supongamos que Juan hubiese venido con un visado de estudiante durante un año. Supongamos que gana los mismos 28.000 AUD. En este caso Juan no pagará nada por los primeros 18.200 AUD. Tendrá que pagar solamente un 19% sobre 9.800 AUD, lo que supone 1.862 AUD, unos 1.345 € En cuanto a la Superannuation, podrá llevárselo todo, los 2.660 AUD al salir de Australia. Sumando todos los puntos de arriba más los impuestos tenemos un coste total de 1.345 € + 5.467 € = 6.812 €.

La diferencia en este caso, como podemos ver, no es tan grande como podríamos pensar en un principio. Exactamente, como estudiante Juan pagaría 1.485€ más. Esto contrasta un poco con el primer pensamiento de que como estudiante le saldría unos 6.500 AUD más caro al tener que pagar el curso. Pero al final, no es tanto como habríamos podido imaginar.

Ejemplo nº2:

Elena viene a Australia después de conseguir su visado de Work and Holiday, y después de todo su año, ha ganado 20.000 AUD. Después de aplicar el 15%, sabemos que paga 3.000 AUD de impuestos. De los 1.900 AUD que tenía de Superannuation, le retienen 1.235 AUD (65%). En total son 4.235 AUD, lo que en euros son unos 3.060 €. Junto con los otros gastos, tenemos un total de 3.060 € + 1047 € = 4.107 €.

Suponiendo que Elena hubiese optado por un visado de estudiante de un año, y que hubiese ganado los mismos 20.000 AUD, tendría que pagar un 19% de impuestos sobre 1.800 AUD (el exceso sobre 18.200 AUD libre de impuestos), lo que serían 342 AUD, unos 247 €. En este caso, se lleva limpios los 1.900 AUD de Superannuation. Junto con el resto de gastos, tenemos un total de 247 € + 5.467 € = 5.714 €.

En este caso, como estudiante Elena habría pagado 1.607 € más que con el visado de Work and Holiday. Algo muy similar al caso anterior.

CONCLUSIONES

Lo que quería mostrar aquí, es que al fin y al cabo, si quieres estar un año en Australia, las diferencias no son tan grandes. A veces la gente ve los precios de los cursos y piensan que es mucho más caro que la Work and Holiday, pero la realidad es que tras la entrada del “backpacker tax”, los impuestos hacen que la cosa se iguale bastante.

Algo a tener muy en cuenta es que solamente se dan 600 visados para Work and Holiday en un año, un límite que no existe para el de estudiante. Además, tiene más requisitos (como el nivel de inglés y los 2 años de estudios superiores) que no todo el mundo tiene y por lo que no pueden optar al mismo. Esto hace que el visado de estudiante sea una opción más fácil en muchos casos. También se debe tener en cuenta que los costes estimados no se pagan de una sola vez. Los impuestos se van pagando poco a poco, y en general, los cursos se permiten pagar a plazos, lo que facilita que más gente se lo pueda permitir.

Ya depende del caso de cada uno y sus objetivos. Si lo que quieres es estudiar inglés o algún otro curso, está claro que tu visado es el de estudiante. Si no te interesa estudiar y solo quieres viajar y trabajar, ve a por la Work and Holiday. ¿Y si quieres esto último y no tienes los requisitos necesarios? No te preocupes, hay cursos a los que solamente tienes que asistir un día a la semana (o menos) y el resto lo puedes dedicar a vivir el sueño australiano.

Cualquier duda que tengas, puedo asesorarte de forma totalmente gratuita. ¡Ponte en contacto conmigo!

 

¡Hasta pronto!

 

 

 

Y las olas volvieron a la Gold Coast

Y las olas volvieron a la Gold Coast

Sí, hacía mucho tiempo que no escribía, lo sé. Así como dos meses. Eso ya de por sí refleja lo ocupado que he estado durante todo este tiempo en la Gold Coast. Bueno, por supuesto que he tenido unas horas libres, pero una barbacoa en la playa con los amigos en esos ratos no era algo que pudiese rechazar… En fin, después de tanto tiempo, haré un resumen pasando por todo lo que me ha ocurrido por Australia en este tiempo. El surf lo dejaré para el final.

Como ya os comenté en mi último post, la insistencia dio sus frutos y conseguí un segundo trabajo en Pizza Hut, sumándolo al de la heladería. Ya se como suena… pizza y helado, ¡vaya combinación! Difícil mantener una dieta sana así, pero bueno ahí estamos haciendo lo que se puede.

La verdad que no ha sido fácil compaginar dos trabajos en hostelería en temporada alta, con más de 40 horas de trabajo por semana y pocos, o a veces ningún día libre. Ahora parece que se relaja un poco más la cosa y puedo disfrutar algo más de lo que tengo por aquí. Bueno, hay que decir que ahora tengo un tercer trabajo como community manager para una nueva empresa española. ¿Suena de risa decir tercer trabajo verdad? ¡Pues así voy yo!

Descubriendo la fauna australiana

Aparcando el trabajo ahora, vamos al lío con lo verdaderamente interesante. Anteriormente dije que aún no había visto ni canguros ni koalas, así que era hora de cambiarlo. Juan y Jaime de Dingoos me invitaron a pasar un día con ellos y con sus students españoles en Currumbin Wildlife Sanctuary, donde podría ver esos animales y muchos más. Serpientes, cocodrilos, demonios de tasmania, dingos… Una pasada.

Selfie canguro

Este canguro se hizo muy buen amigo mío, tanto que me acercó la cara hasta casi darme un beso. O un mordisco, quien sabe…

Unas navidades diferentes

Entre unas cosas y otras, se acercaban las navidades, mis primeras en verano. Suena como algo erróneo. ¿Navidades y calor? ¡No puede ser! Pues sí, Australia is different. Aquí Papá Noel debe venir en bañador. Así, en bañador, surfeé en Snapper Rocks la mañana del día de Navidad con mi compañero de piso Troy, su novia Emma y su hermano Adam.

Surf navidad Australia

Troy me había invitado a pasar el día de Navidad con su familia y comer juntos, algo a lo que no pude decir que no. ¡Comer en Navidad con una familia australiana es una oportunidad única en la vida! Así que después de surfear fuimos a casa de sus padres. Para aportar algo español llevé un playo de jamón serrano y una tortilla de patatas.

Navidad Australia

Estuvo genial, la familia de Troy es increíble y me lo pasé genial. Sobre todo con su padre, que el 90% de lo que dice son chistes. Imposible no reírte.

Para pasar la Nochevieja fuimos a Byron Bay algunos amigos. Buscamos una barbacoa en la playa y a cocinar. Simple y genial al mismo tiempo. Habíamos oído que había una fiesta en la playa, así que fuimos a buscarla para celebrar allí el cambio de año. Eso ya no fue tan simple… estuvimos dando vueltas casi 2 horas de un lado para otro. No había manera de encontrar la dichosa fiesta. A falta de poco tiempo para la medianoche, encontramos a un grupo de gente que nos guió hasta allí. ¡Por los pelos, pero pudimos llegar a tiempo para festejarlo con una cerveza en la mano!

Nochevieja Byron Bay

Coolangatta crew

Y hablando de amigos, es increíble el grupo que hemos ido formando poco a poco. Cuando llegué a Coolangatta, no sabía de ningún español que estuviese aquí. La mayoría normalmente van a Surfers Paradise, pero como ya comenté, ese no era sitio para mí. Sin embargo, al poco tiempo fueron llegando algunos con la Work and Holiday como Dani, Airam y Laura, y también con la student visa como Miki, Alfonso, Santi… ¡Cada día somos más! Además, siempre nos juntamos con otros chicos de todas partes del mundo, haciendo un grupo más heterogéneo.

FB_IMG_1484142351797

La verdad que el ambiente no podría ser mejor, tenemos una comunidad genial.

Australia day Burleigh heads
Celebrando el Australia Day con una BBQ en Burleigh Heads

En enero llegó Hebé, que desde entonces me acompaña en esta aventura australiana. Ella tiene un visado para estudiar inglés por 6 meses. Desde entonces hemos hecho algunas escapadas para explorar un poco más Australia. Os dejo algunas fotos a continuación.

Currumbin Valley

Currumbin Valley
Buscando canguros salvajes por Currumbin Valley

 

Currumbin Valley
Y haciendo un poco el mono…

Natural Bridge

Natural Bridge Springbrook
Visitando Natural Bridge en Springbrook con Alfonso

Yamba & Angourie

 

Angourie Blue Pool
Blue Pool en Angourie, cerca de Yamba

Purling Brook Falls & Warringa Pool

Springbrook es un parque nacional bastante grande, y esta vez fuimos a hacer una ruta hasta llegar a la cascada de Purling Brook y después continuamos hasta Warringa Pool. Mereció mucho la pena.

Springbrook national park
Al borde del precipicio en Springbrook

 

Springbrook mountains
Vistas preciosas desde arriba

 

Poorling Brook Falls
Poorling Brook Falls

 

Warringa Pool
Spanish mafia en Warringa Pool

Y por último, hablemos de surfing…

Desde mi últmo post, que hubo un buen swell que trajo olas de calidad desde Snapper Rocks hasta Kirra, la verdad que ha habido bastante escasez de algo así. Según los locales, el año pasado tuvieron en estas fechas 4 meses de swell constante con condiciones perfectas todos los días. Este año parecía que se estaba retrasando un poco…

Donde siempre hay olas, es en D-bah, la playa más consistente de por aquí. Incluso con un mar pequeño siempre te puedes pegar un baño, como el de la foto de abajo. Esto fue antes de caer de espaldas contra el fondo y quedarme con la espalda hecha un ocho durante un par de días.

Surf Duranbah Gold Coast
Una olita en D-Bah, lo único que tengo inmortalizado desde la última vez

Por fin la semana pasada vimos la luz con un swell que nos dejó muy buenas olas de nuevo en el Superbank. Eso sí, había miles de personas esperando para que llegasen estas olas, así que tocó batallar para coger olas. Ya se pueden ver muchos pros en el agua como Mick Fanning, Joel Parkinson, Stephanie Gilmore, Bede Durbidge y muchos más. Se nota que se acerca el Quiksilver Pro Gold Coast, la primera parada del tour 2017.

Kirra surf Gold Coast
Kirra bombeando la semana pasada. Surfer desconocido. Foto de Alex Ribera.

 

Mick Fanning Duranbah
Con Mick Fanning en D-bah

Para los que hayáis llegado hasta el final del post, muchas gracias por seguirme. Si alguien está interesado en venir a Australia y vivir esta experiencia como yo lo estoy haciendo, podéis contactarme para cualquier pregunta.

Un saludo!

1 mes viviendo en Coolangatta

1 mes viviendo en Coolangatta

¿Sabíais que en Australia hay el doble de canguros que personas? Es solo una estimación, pero aproximadamente viven entre 40 y 50 millones de canguros en el país, mientras que el número de personas ronda los 25 millones. Puede parecer que los canguros dominan las ciudades como lo hacían los delfines en un episodio de Los Simpsons, pero si os digo la verdad, ¡no he visto ninguno todavía! Y no, koalas tampoco. Pero oye, queda mucho tiempo por delante, y esto solo acaba de empezar.

Ya hace algo más de un mes que aterricé en Australia, y me apetece enseñaros un poco cómo está siendo mi vida aquí hasta ahora y contaros algunas anécdotas y curiosidades sobre este país.

VIVIENDO EN COOLANGATTA

Una de las decisiones de las que más me alegro de haber tomado, es la de vivir en Coolangatta. También fue una de las más difíciles. Como os comenté en el post sobre mi primera semana en Australia, llegué a Gold Coast con la idea de quedarme cerca de Surfers Paradise en un principio, sobre todo por la facilidad de encontrar trabajo. Además, fui muy bien recibido allí por el grupo de españoles, e hice buenos amigos. Sin embargo, no acababa de convencerme el ambiente de aquella zona, puede que por el hecho de ser un lugar pensado para el turismo, y sobre todo, porque las mejores olas no están precisamente en Surfers Paradise, a pesar del nombre.

En Coolangatta no conocía a nadie aún, pero me transmitió muy buenas sensaciones. Cuando Troy, ahora mi compañero de piso, me dijo que me había elegido a mí para ocupar la habitación disponible, no me lo pensé ni un momento y me vine contentísimo. Ahora vivo con él y su novia Emma. Los dos surfean y son muy majos. También suele haber alguien ocupando la otra habitación con Airbnb, pero para alquileres cortos.

EL PUEBLO DEL SURF

De la gente que vive en Coolangatta, la mayoría surfea. Es muy común que los coches lleven tablas encima, o que los niños vayan a coger unas olas después de clase con los amigos o con la familia. También hay turismo, pero quien viene aquí suele ser para surfear, lo que le da buen rollo al lugar. Digamos que no es un turismo de “postureo” y fiesta como en otros lugares.

Viviendo en Coolangatta - Gold Coast

Eso de madrugar para ser primero en el agua y coger más olas… está complicado. Hay que tener en cuenta que los Australianos se suelen levantar y acostar mucho más temprano de lo que estamos acostumbrados en España. Por tanto, lo de “madrugar” y levantarte a las 7 de la mañana para ir a surfear, aquí ya no es tanto madrugón. El sol sale aquí a las 4:30 de la mañana, por lo que a esa hora ya empiezan a llenarse las playas de surfistas. Si llegas a las 5 aún surfeas con algo menos de gente, pero después de eso, toca pelear por las olas.

CONSIGUIENDO LOS PRIMEROS TRABAJOS

Mi primera semana aquí fue dura en cuanto a búsqueda de trabajo, ya que mis largos paseos repartiendo currículums no dieron resultado. No obstante, seguí insistiendo, ahora centrándome solamente en Coolangatta, y los resultados han ido apareciendo poco a poco.

Husmeando los grupos de Facebook vi una oferta de trabajo en una heladería. Contacté inmediatamente con ellos, y resulta que la heladería estaba a escasos 15 metros de mi casa. No podía ser mejor. Es una heladería italiana llamada My gelato, en Kirra. Nunca había probado un helado tan bueno, todo un peligro… En fin, el trabajo está muy bien, pero solamente me daban algunos días a la semana, a media jornada, con lo que sólo me daba para cubrir gastos.

My gelato Kirra

Seguía necesitando trabajar más para recuperar el dinero gastado (el coche tiene parte de culpa, pero es una buena inversión) y poder incluso ahorrar algo. Así que entretanto fui haciendo pequeños trabajos que me iban saliendo. Di un par de clases de surf privadas con gente que me lo pidió directamente, ya que para trabajar en una escuela de surf hace falta bastante papeleo (si queréis aprender a surfear en Coolangatta enviadme un mensaje). También estuve 3 días lijando puertas, sus marcos y rodapiés hasta acabar bañado en polvo blanco y con la espalda hecha un ocho. Lo bueno, que era en mi propia casa para ayudar a mi compañero a pintarla. Trabajando sin salir de casa. Y como me gustó el olorcillo a pintura, me fui con unos amigos a una empresa constructora que nos puso a pintar vallas de blanco por una miseria. Totalmente ilegal el sueldo, pero oye, era dinero y mientras no hay otra cosa había que tirar con algo.

Hace algunos días me llamaron para una entrevista en Pizza Hut, y tras hacerla me dijeron que me llamarían. Vamos, lo típico. Pero como soy muy pesado, me presenté allí de nuevo unos días después. Aún no habían decidido y me dijeron que me llamarían a final de la semana. Mi móvil no sonó esos días nada más que la alarma para ir a surfear. Así que ayer, siendo más pesado todavía, me volví a pasar a preguntar. Y mira por donde, ¡la insistencia me ha dado el trabajo! Toca hacer masas y repartir pizzas con el coche.  Ya decía yo que era una buena inversión, ¿no? Pues eso, que entre las pizzas y los helados, va a ser un reto cuidar la alimentación, pero bueno, challenge accepted.

¡SURFING Y MÁS SURFING!

¿Y las olas qué? Imagino que algunos os lo estaréis preguntando, ya que era una de las principales razones para venir aquí. La primera semana no hubo mucha suerte y me mantuve seco, pero desde entonces la cosa cambió y hay olas casi todos los días. Es cierto que hasta ahora no han entrado olas perfectas, y en general la mayoría de los días han sido olas normalitas. Aún así, si que ha habido un par de días muy buenos, incluyendo ayer mismo que había unos tubos en D-bah bastante interesantes.

Surf Snapper Rocks

Aquí el surf es parte de la rutina. Normalmente, me despierto temprano, miro la webcam, desayuno, y a surfear. Un bañito de buena mañana te despeja y hace que el resto del día se haga mucho más fácil. Además, el hecho de surfear en agua a 22-23 grados lo hace aún mejor. Nada de neoprenos gordos ni frío. Con un bañador o un neopreno corto como mucho es más que suficiente.

CUMPLEAÑOS EN BYRON BAY

Este año me tocó celebrar mi cumpleaños en Australia, así que decidí hacer algo diferente y visitar Byron Bay con mi amigo Omar, de Jávea. Bajamos los dos cada uno con su coche, porque pensábamos dormir en ellos, y eso hicimos. Colchón al coche, tabla de surf y algunas cervezas. Para qué pedir más. Nos dimos un baño en Tallows Beach con unas olas bastante potentes, aunque algo movido. Casualidades de la vida, allí estaba Juanjo Fernández, quien pasó el verano en Razo dando clases de surf al igual que yo. Y si no os parece suficiente casualidad, luego fui a visitar a Pau, quien había sido mi compañero de piso en Portugal unos meses atrás. ¡El mundo es un pañuelo! Al día siguiente volvimos a surfear a la misma playa, y las olas estaban increíbles. Un metrito muy limpio que daba gusto surfear.

Surf Byron Bay

A parte de surfear, también dimos una vuelta para ver un poco cómo era Byron. Me sorprendió sobre todo que casi todo el mundo anda entre los 20-35 años. Es como una comunidad de jóvenes, con un ambiente muy hippie y en un lugar exótico y muy natural. En algunos sitios incluso parecía que me estaba metiendo en la selva.

img_20161207_234932-2

Y a la vuelta de Byron, llego a casa y me encuentro en mi habitación un regalito de Troy. Como no podía ser de otra forma, era una caja de cerveza con dedicatoria incluida. Al más puro estilo aussie. A la semana siguiente fue su cumpleaños y le devolví el regalo con una tortilla de patatas made in Spain. Hasta yo me sorprendí de lo buena que estaba, ya que era la tercera que hacía.

cerveza Corona

SEGURIDAD EN AUSTRALIA

Una de las cosas que más me han sorprendido es la seguridad que se siente viviendo aquí. No voy a decir que la gente aquí no robe, porque siempre hay excepciones, pero si que puedo asegurar que en general no ocurre tanto como en España y resto de Europa. Tampoco suelen tener la necesidad, ya que casi todo el mundo vive bastante bien. Por ejemplo, para mi fue increíble ver que mucha gente deja la puerta de su casa abierta, incluso cuando se van. En un caso incluso me dijeron que no sabían donde estaban las llaves, y que tampoco las necesitaban. Alucinante. También he visto gente que deja el coche abierto, e incluso las llaves en el contacto. No les preocupa que alguien robe, porque simplemente no pasa (repito, en general).

Os voy a poner en situación. En muchos lugares, los agricultores dejan la verdura y fruta en un puesto, sin nadie que lo atienda. Solamente se muestran los precios, y tienes una cesta donde dejar el dinero de lo que te llevas. ¿Cómo os suena? Muchos estaréis pensando, buf, pobre agricultor, le van a dejar seco y no va a ver ni un duro en el cesto. Piensa sinceramente, ¿tu dejarías el dinero? Estoy seguro de que muchos de vosotros lo haríais, pero pensad en cuántos de los que conocéis se llevarían la fruta o verdura sin dejar nada. O incluso peor, que se llevasen el dinero… Eso no cabe en la cabeza hacerlo aquí. La honestidad va por delante, y es algo que me encantaría que fuese igual en España.

 ALGUNAS OTRAS CURIOSIDADES

El clima es algo que también puede impactar viniendo de España. Sobre todo por las tormentas repentinas que aparecen por la tarde después de un día soleado de 28º. De repente el cielo se cubre por una nube monstruosa y empieza el espectáculo de luces, también llamado rayos. Eso sí, luego se van y sigue el solazo.

Para rebajar el calor, hace falta hidratarse. Y para ello, los australianos beben mucha cerveza. Pero realmente, mucha. El alcohol es muy caro aquí, y los cubatas que suelen poner en los bares son simplemente ridículos, así que sale más a cuenta un buen zumo de cebada.

No estoy seguro si en el resto de Australia será igual, pero en esta zona de la Gold Coast, es muy común tener en frente de la playa duchas, aseos públicos y barbacoas. Vamos, que puedes vivir en una furgoneta tranquilamente en la playa, que la cocina y el baño lo tienes ahí mismo.

Vivir en Coolangatta

¿TE SUENA BIEN?

Si estás deseando venir a Australia, y necesitas un poco de ayuda con el tema de los visados, estudios o cualquier otra duda, contacta conmigo o échale un vistazo a la guía para conseguir tu visa a Australia.

 

¡Sígueme en Instagram para más fotos!